La liquidez

EL PROBLEMA DE LA LIQUIDEZ.

Este problema siempre se manifiesta con escasez de efectivo.

La empresa está pagando mal a los proveedores

La liquidez:  Situaciones como estas hay que cuidarlas. Si bien es cierto que los proveedores son una fuente de financiación barata y por lo tanto de recomendada utilización, debemos de ir con cuidado porque el proveedor es un factor importante en el futuro de la empresa y al que hay que cuidar, ayudar y no abusar. Si un día perdemos la confianza de nuestros proveedores, nos obligarán a pagar de contado e incluso pueden dejar de suministrarnos, lo que podría suponer serios problemas para nuestra empresa.

la liquidez

La liquidez: El tipo de control de gestión que se requiere en cada caso es distinto, porque el plazo de tiempo en que los fondos están retenidos es diferente. Además las decisiones a tomar en cada caso también vienen condicionadas por esta variante circulatoria de los recursos.
La liquidez: Los capitales fijos se conservan y retienen durante periodos largos de tiempo. Son “cosas a conservar”.
Las inversiones circulantes o corrientes a corto plazo son fondos de pronta recuperación. Son lo que llamamos “cosas a vender”, “cosas a transformar”.

Nuestros capitales circulantes hacen que nuestro negocio marche, pero atención, NO LO HACE CRECER. Para crecer necesito generar beneficios.
Tanto los capitales circulantes como los fijos han de rendir.
Toda empresa es un sistema, un circuito cerrado que hay que gestionar
La empresa es un gran circuito por el que circulan recursos, con depósitos para repostar, boxes para descansar… etc.
Nuestro circuito tiene un depósito central, el único depósito que tiene agua potable que se puede beber. Existen otros depósitos intermedios, algunos mayores, otros más pequeños que tienen agua turbia y por lo tanto no se puede beber.
En nuestro circuito entran recursos en el depósito de ventas (recursos no son dinero). (Aquí el agua limpia y potable es dinero, el agua turbia no potable son letras, facturas, stocks, etc) y salen recursos por el depósito de compras.

2. El necesario equilibrio financiero: la liquidez
Las empresas en sus inicios necesitan financiar sus activos observando un principio fundamental en finanzas: mantener el equilibrio financiero.
Es frecuente que las operaciones generen necesidades de fondos y que se precisen recursos para financiarlos.
La financiación de recursos circulantes con capitales permanentes propicia una garantía para mantener el equilibrio financiero y poder atender a su tiempo los compromisos de pago. Las empresas (casi siempre) tienen la necesidad de mantener un Fondo de Maniobra para funcionar.
La necesidad tiene una causa, que no es otra que las distintas rotaciones entre el activo y el pasivo circulante
En tanto se mantenga el equilibrio y las políticas que la empresa ha establecido se cumplan, los pasivos circulantes podrán pagarse a su fecha, los proveedores continuarán aprovisionando y reponiendo inventarios y estos serán suficientes para satisfacer la demanda de las ventas.